El uso prolongado del chupete en los bebés, esto es el gran problema!

Anuncios

Este tipo de articulo es de gran ayuda para los padres, abuelos y cualquier otra persona, pues se trata de ayudar a los bebés el cual ellos no pueden cuidarse solo.

El uso del chupete está ampliamente extendido en la actualidad, la mayoría de los bebés llevan uno. Para los padres es un artículo casi mágico que calma al bebé, y además su uso durante el sueño está asociado a una disminución del riesgo de muerte súbita.

Parece no haber inconvenientes con su uso durante el primer año, siempre que se ofrezca tras haberse consolidado la lactancia materna (para evitar la confusión pezón-tetina) y teniendo en cuenta que los niños amamantados no lo necesitarías ya que conseguirían ese consuelo y succión a través de la lactancia materna. Pero no todo son ventajas. Su uso prolongado, sí podría traer inconvenientes, como por ejemplo, problemas en el desarrollo del habla.

Interfiere en el movimiento natural de la boca

Lógicamente, tener un chupete en la boca la mayor parte del día impide que el niño realice movimientos naturales que debe hacer para practicar los primeros balbuceos.

Los bebés necesitan mover la lengua libremente para un correcto desarrollo del habla. También se ven comprometidos la mandíbula y los labios, que al tener el chupete en la boca, impide que pronuncien los sonidos correctamente.

Anuncios

Por un lado, usar el chupete a todas horas impide que la boca se prepare adecuadamente para el hablar, y por el otro, al crecer y empezar a hablar, hacerlo con un chupete todo el día en la boca, impide que pronuncie correctamente los sonidos.

¿Hasta cuando usar el chupete?

La Asociación Española de Pediatría recomienda “limitar su uso hasta el año de vida, lo cual incluye las edades de máximo riesgo del SMSL y aquellas en las que el lactante tiene más necesidad de succionar”.

Son poco los niños que lo dejan al año por la dependencia que se ha creado, pero más allá de esa edad tened en cuenta que aumenta el riesgo de problemas dentales, de accidentes o de desarrollo del lenguaje.

Somos los padres los que ofrecemos el chupete al bebé y los responsables de generar en el niño esa necesidad de usarlo a todas horas. Lo cierto es que el chupete no es necesario, hay otros métodos para calmar al bebé como cogerlo en brazos, colocarlo piel con piel y por supuesto, la teta.

Pero si váis a ofrecerlo, recordad estos consejos y procurar no darlo en todo momento, sino sólo para momentos puntuales como ayudarle a dormir, cuando llora o se pone nervioso y luego retirarlo.

Anuncios

Visto en: bebesymas.com

(Visited 480 times, 1 visits today)
Loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *