El peligro de tronarse los dedos

Anuncios

En este artículo te vamos a mostrar lo que causa el crujir los dedos, la razón por la cual las personas lo hacen entre otras cosas. En una realidad de que hay muchos estudios que afirman que puede llegar a ser peligroso, tronarse los huesos llega a convertirse en un vicio, ya que mediante esta acción se nos relajan las articulaciones.

El peligro de tronarse los dedos

Cuando usted se trona los dedos eso le puede causar desgaste muscular que este problema suele ser sufrido por personas que no realicen actividad física, ya que es el único momento del día en que los músculos y las articulaciones se estiran. Así que si usted es una persona que hace ejercicio o practica algún deporte por lo menos en este caso pueda que no sea un problema.

¿Crujir los dedos causa artritis?

Muchos se preguntan si el hecho de hacerse sonar o tronar los huesos puede traer como consecuencia la artritis. Si bien ya se ha mencionado esto más arriba, lo cierto es que repetir este hábito todos los días durante muchos años daña, en teoría, el cartílago.

Es por ello que se aconseja no hacerlo tan seguido, aunque de vez en cuando para liberar tensiones, crujir los huesos no está mal.

La razon por la cual las personas se cruje los dedos

Al tronarse los dedos se estira la articulación y se estimulan las terminaciones nerviosas de la zona, por lo que puede generarse una sensación placentera. En otras ocasiones es un hábito nervioso.

Anuncios

Entre un 25-54% de las personas tienen el hábito de crujirse los dedos, y es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres.

¿Crujirse los dedos puede ser peligroso para la salud?

Se cree que posiblemente el hacer crujir en exceso los nudillos podría acabar afectando al cartílago de la zona, producir artritis, inestabilidad en la articulación y pérdida de la fuerza y función de la mano.

Son pocos los estudios que se han llevado a cabo para comprobar si crujirse los nudillos podría afectar a la articulación. Tal vez uno de los más conocidos sea el de un médico californiano que durante más de 60 años se estuvo crujiendo los nudillos de su mano izquierda al menos dos veces al día. No encontró que este hábito provocase artritis en su mano.

En un estudio más amplio llevado a cabo en Detroit en 1990, los investigadores examinaron las manos de trescientas personas mayores de 45 años. Observaron que el 84% de los que tenían signos de inflamación en sus manos solían crujirse los nudillos. Pese a estos datos, los autores desconocen si esta inflamación la sufrirían independientemente del hecho de haberse crujido los nudillos.

Además, para los fundadores de la osteopatía, el sonido que se produce al crujir una articulación es un signo de que la técnica que se está realizando se ha hecho correctamente, ya que se ha conseguido modificar una posible mala posición del hueso.

Anuncios

Fuente

(Visited 4,984 times, 1 visits today)
Loading...

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *