Fin al problema de las varices con estos tratamientos naturales

Anuncios

En este articulos te vamos a tratar el tema de las várices, el cual son uno de los problemas circulatorios más frecuentes el cual afecta mayormente a las feminas aunque cabe decir que muchos caballeros también las padecen.

En este articulos te vamos a mostrar los mejores remedios para tratar el problema de las varices

El ajo para combatir las varices

Este es uno de los productos de origen natural que tiene grandes beneficios para combatir las varices. Gracias a sus propiedades, el ajo ayuda a desinflamar las várices y mejorar la circulación. Los expertos recomiendan consumirlo ya sea en tu dieta diaria, normalmente como lo hace todo el mundo, o aplicar una pomada hecha con dientes de ajo machacados y un poco de alcohol. Este remedio se debe de aplicar cuatro veces a la semana en las zonas afectadas.

El aloe Vera para las várices

Esta propiedad de la sábila es muy efectiva para las várices, al igual que para otros padecimientos y enfermedades de todo tipo. En este caso se recomienda aplicarlo a través de compresas en las zonas afectadas. Lo mejor es colocarlas en la noche y dejarlas ahí hasta la mañana siguiente. Es muy importante que el aloe vera se encuentre caliente, ya que de esta manera dicha planta actuara mejor.

Anuncios

El vinagre de manzana

Este vinagre es muy bueno contra las várices. Su aplicación es muy sencilla. Solo se debe mojar un paño o trapo limpio con un poco de vinagre de manzana, para posteriormente colocarlo directamente en las várices. Se debe de dejar el paño ahí durante algunos minutos. O bien, también es posible dar ligeros masajes con un movimiento que vaya de abajo hacia arriba. Como dato importante no se debe de hacer presión sobre las zonas afectadas.

Pomada de vinagre, zanahoria y sábila

La pomada hecha con un poco de sábila, vinagre (recomendable que sea de manzana), y zanahoria. Como mencionamos, los dos primeros se pueden utilizar de otras formas. Para hacer la pomada se colocan todos los ingredientes en un procesador de alimentos. Si no se cuenta con uno, también se puede utilizar una licuadora. Una vez ahí se deben de triturar hasta que obtengamos una crema más o menos espesa. Finalmente se aplica esa pomada sobre las várices y se deja ahí por unos treinta minutos. Al retirarla lo mejor es enjuagar con agua fría.

Pomada de arcilla verde

Consiste en preparar una pomada o pasta de arcilla verde mezclada con un poco de agua. Por supuesto, no se debe de utilizar mucha agua, ya que de lo contrario la consistencia de la pomada no será la adecuada. Una vez lista, se aplica sobre las zonas afectadas, de preferencia en la noche, dejando que seque. Posteriormente se lava todo con un poco de agua tibia y jabón neutro.

Anuncios

Con informaciones de Mejor con salud

(Visited 7,374 times, 1 visits today)

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *